Cargando el fomulario de Recomendar Nota... aguardá unos instantes.
Si no podés ver el formulario hacé click aquí.

LAS 50 DE PAPARAZZI

Nora Cárpena

“Hoy me gusta estar con mis nietos, y meterme en la cama y ver tele con mi marido”.

Participó de algunos de los hitos mayores de la televisión y el teatro. Desde el personaje de Natalia Riglos Arana en la novela Rolando Rivas Taxista, hasta las interminables temporadas de Brujas, en la escena porteña. Junto a Guillermo Bredestón formó una pareja reconocida y perdurable del ambiente artístico. Hoy, con menos vorágine pero más reflexión, responde sobre éxitos, fracasos, humores y miedos.

AUTORETRATO

Nombre y Apellido: Nora Haydee Cárpena.
Apodos: No tengo.
Nacionalidad: Argentina.
Edad: Sólo voy a decir que nací un 23 de enero. Antes decía cuantos años tenía, pero ahora que atravieso la tercera edad, no la digo más.
Estado Civil: Casada. Con Guillermo Bredeston nos casamos después de convivir 30 años.
Hijos: Lorena María (39) y Nazarena (37). Tenemos una muy buena relación, con algunas discusiones, sobre todo cuando salgo en defensa de mis nietos y ellas me dicen: “No te metas”.
Hermanos: Claudia y Elba Cárpena, que era mi hermana mayor, hija de mi papá, que falleció hace un mes.
Signo: Acuario. Hay un libro sobre signos que en su tapa dice: “Si un día conoces a una persona encantadora y tienes una muy buena relación, y al otro día te la cruzas por la calle y te pregunta ¿cuál es tu nombre? porque no se acuerda de ti, esa persona es de Acuario”, y yo soy así.
Número de la suerte: No tengo.
Cábalas: Me persigno antes de salir a escena.
Música: El tango y el folclore.
Libro: El país bajo mi piel y La mujer habitada, de Gioconda Belli, y La Gangrena, de Mercedes Salisachs.
Programa de televisión: Me encanta la ficción. Tuve la suerte de trabajar en Montecristo, ciclo del que era fanática. También veía Sos mi vida, y no me perdía Resistiré. También me gustan los unitarios como Mujeres Asesinas.
Lugar de vacaciones: El mar o la montaña.
Color: Rojo.
Perfume: El Eau de Toilette.
Comida: Amo el asado, odio el pastel de papas.
Ropa: Me siento cómoda con pantalones, no tanto con jeans.
Hobby: No tengo.
Vicios: Fumar tres cigarrillos por día.
Profesión: Actriz.

1. ¿Qué es lo peor que le puede ocurrir a una actriz?
–Quedarse sin trabajo teniendo ganas y necesidad de trabajar.

2. ¿Es posible ser una esposa ejemplar, una amante incomparable, una profesional exitosa y una buena madre sin morir en el intento?
–Si alguien cree que puede ser todo eso es una imbécil. Uno hace las cosas en la medida que se le presentan, algunas salen bien y otras como la mona. Yo creo que he sido correcta en todo.

3. ¿Cómo siente que manejó su carrera?
–Como pude. Traté de que no interfiriera en mi vida familiar. Hay cosas que me arrepiento de no haber hecho, y otras que me felicito por haber rechazado. He tenido una carrera exitosa en teatro y en la tele, pero no en cine, donde lo último que hice fue Los muchachos de antes no usaban gomina.

4. ¿Qué sacrificios hace por su imagen?
–Trato de mantenerme bien, pero no lo hago como un sacrificio. Me gusta la imagen que me devuelve el espejo, porque veo frente a él a una mujer realizada, que vivió lo que tenía que vivir en el momento que lo tenía que vivir, y como lo quiso vivir.

5. A la muerte, ¿le teme o la respeta?
–A mi muerte le temo, y a la de mis seres queridos no la quiero.

6. Como madre, ¿qué se critica?
–Mi tendencia a la tragedia. Soy de las que cuando no me llaman piensa: “¡Ay, qué le pasó! ¡Qué terrible! ¡Qué horror!”. Jamás se me ocurre imaginar: “¡Qué bien lo debe estar pasando!”.

7. ¿Con qué gente le agrada estar?
–Con mis queridos amigos, porque están en las buenas y en las malas; porque con cualquiera de ellos puedo empezar una conversación como si la continuara, y porque les puedo pedir desde un consejo hasta una taza de azúcar.

8. ¿Cómo sería Nora Cárpena varón?
–Si tuviera mi edad sería un viejo hincha quinotos, casado, con hijos, responsable y padre de familia. Tal vez porque las imágenes de hombre que tengo son las de mi papá y la de Bredeston, dos tipos que lucharon por sus familias.

9. El sexo es…
–…algo muy importante cuando se es muy joven, y que, con el tiempo, va variando, aunque la persona cambie de acompañante. Con Guillermo hemos tenido una relación ma–ra–vi–llo–sa. Doy gracias a Dios por haberla vivido y disfrutado.

10. Una actriz, ¿debe luchar contra el olvido?
–Depende. A veces uno se cansa y baja los brazos. Por otro lado, la gente siempre olvida. Luchar contra el olvido es estéril, porque el olvido es inevitable. Un día a Pablo Echarri lo van a empujar para pedirle un autógrafo a otro, como se lo hicieron a Satur, y está bien que así sea porque nadie es eterno, y siempre tiene que surgir gente joven.

11. ¿Cómo se hace para conservar tantos años una pareja?
–No lo sé. A lo mejor, si me hubiera tocado vivir el comienzo de mi relación en esta época, ciertas cosas que le aguanté a Guillermo, y que él me aguantó a mí, no las hubiésemos soportado. Yo tuve muchos problemas, me separé, me pasaron cosas, pero en un momento dado tuve que elegir, y tal vez por crianza o porque estaba en mi esencia decidí apostar a la familia, y hoy me siento muy feliz de no haberme equivocado. Me gusta estar con mis nietos, meterme en la cama a ver un programa de tele junto a Bredeston, discutir cosas de la familia con él, decirle: “Te acordás de tal”, y que sepa de quién estoy hablando, juntarme los domingos en la casa de mis hijas con mis yernos y mis nietos, todo eso me hace feliz.

12. ¿Qué les aportó a sus hijas?
–El sentido de familia y el valor del amor.

13. ¿Con quiénes se siente un sapo de otro pozo?
–Con los que viven sólo para el afuera.

14. ¿Cómo le resulta vivir en la Argentina?
–Yo nunca me fui. Nadie me echó. Nunca estuve prohibida. Recuerdo que Guillermo había terminado de filmar una película en España, y teníamos que volver aquí para estrenar Una rosa para el desayuno. Justo, en ese momento, muere Perón. Aquí se vivía un clima efervescente, no se sabía muy bien qué iba a pasar, estaban los rumores de líos, y surgió la posibilidad de radicarnos en el exterior, pero la obra fue un éxito tan grande que no paramos de trabajar y, finalmente, nos quedamos. No me arrepiento, porque yo puedo estar en cualquier lado, pero sé que no puedo vivir en ningún lugar que no sea Buenos Aires.

15. ¿De dónde venimos y hacia dónde vamos?
–Venimos del amor y hacia allí vamos.

Más información en Paparazzi de esta semana.

COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTA

“Hoy me gusta estar con mis nietos, y meterme en la cama y ver tele con mi marido”.

Esta nota aún no tiene comentarios.