Cargando el fomulario de Recomendar Nota... aguardá unos instantes.
Si no podés ver el formulario hacé click aquí.

Graciela Alfano/ Matías Alé

“Sí, estoy loca...¡pero de amor por Matías! ”

Un rumor insistente sugerió que la estrella había sufrido un ataque de nervios luego de discutir con su pareja, y que había sido internada en el Hospital Borda. Sin embargo espléndida, en la noche del miércoles 18, la Alfano salió a pasear a su perra por la Recoleta, y desmintió la versión de la mejor manera: a pura belleza, y con un mano a mano… ¡de locos!
FOTO  DE 

VER NOTAS RELACIONADAS 

La versión comenzó a circular por todos lados. Y se transformó en un gran interrogante: ¿Graciela Alfano internada en el Borda? ¿Se peleó con Matías Alé y tuvo que intervenir la policía? ¿Sufrió heridas, se autoflageló? De inmediato, muchos se hicieron eco de semejante ¿información?, y no bastó que la pareja y las autoridades del hospital desmintieran el rumor. Paparazzi fue al encuentro de los protagonistas, para descubrir realmentecómo están. Y ellos, luego de un mes de vacaciones y algunos días más de cero exposición, echaron por tierra los rumores.

Miércoles 18. ¡Primer acto! En Recoleta, lo único que asemeja a la avenida Alvear con el hospital psiquiátrico José Tiburcio Borda son los precios de las vidrieras: ¡de locos! Pasadas las 5 de la tarde, una rubia sale de un lujoso edificio y camina a paso rápido acompañada de un perro labrador negro. Sí, es Graciela Alfano. La supuesta “loca internada”, con look gym, sólo lleva una bolsa de supermercado vacía y la correa de Vaca, su perrita. A simple vista se la nota tan despampanante como en las galas de Bailando por un sueño… O aún mejor. Es tarde, oscurece, pero ella caminaa toda velocidad y sin preocupaciones. “¿Esa no es Alejandra Pradón?”, se le escucha decir a un desacertadísimo hombre de traje, en la puerta del Palacio Duhau. “¡Grace! –debió gritarle este cronista– Somos de Paparazzi, venimos a buscarte para que nos cuentes cómo estás, queríamos verte personalmente”. A medio metro de distancia, Graciela Alfano demuestra por qué puede ser considerada una diva. Viene de una clase de gimnasia, saca a pasear al perro, ¡levanta la caca de la vereda!, y sin embargo… no deja de ser una de las mujeres más hermosas del país. “Sí, bueno, yo no entiendo nada. Me llamó mucha gente preocupada. Ya habían dicho que con Matías estábamos separados… No sé por qué este ensañamiento conmigo, con nosotros. ¿Me acompañan a pasear el perro?”, invita. ¡Cómo negarse!

¡Segundo acto! La idea es hacer un poco de tiempo y esperar la llegada de Matías Alé, que viene de las grabaciones de Patito Feo, para hacer unas fotos juntos. Y de paso, que la buena de Vaca disfrute del aire libre. Avenida Alvear, Callao, Quintana, Ortiz: calles que ofrecen primeras marcas, glamour, lujo… “Che, qué frío… Yo salí sin la billetera, pero tengo estos vales de invitación, ¿vamos a tomar unos cafecitos?”, dice Graciela. Unos minutos después, frente a una plaza, y con Vaca dando vueltas entre las mesas, Grace charla con Paparazzi. “Lo que se dijo es muy grave, porque repercutió en todos lados…”.

–¿De dónde surge el rumor?
–Eso me lo tienen que decir ustedes. Creo que de un blog… Pero bueno, ya está. Lo más feo es que preocupó a mucha gente cercana a nosotros. Mi mamá tiene 80 años y problemas del corazón; decí que yo hablo con ella cada 5 minutos… Además, es una historia totalmente descabellada . ¿Cómo me van a llevar a mí al Borda? No sólo mintieron, sino que mintieron mal…

–También se dijo que con Matías estaban separados…
–Sí, voy a tener que salir con cintita roja a todos lados. ¡Hay demasiada envidia! Con Matías estamos bárbaro, mejor que nunca. Hace ocho años y medio que estamos juntos, y se ve que mucha gente no quiere entender que nos amamos y somos felices. Sí, estoy loca… ¡pero de amor por Matías!

–¿Dónde estuvieron todo este tiempo?
–Nos fuimos un mes a Miami, y regresamos a principios de junio. Allá nos alojamos en el departamento de un amigo que lo tenía deshabitado. ¡La pasamos genial! Mirá el color que tengo, se me nota en la cara lo bien que nos hizo el viaje. Veníamos de mucho trabajo y necesitábamos un descanso.

–¿Qué hicieron en Miami?
–Playa, playa y playa… Un poco de shopping, cuatro días en Disney, y mucho tiempo dedicado a la pareja. Después de todo un año con ShowMatch y de la temporada de verano, necesitábamos estar realmente solos. ¿Sabés lo lindo que era tirarnos en la arena como dos viejos en la Bristol? Y era lo más top de lo top, eh… Nos cruzamos con Collin Farrel, con Jim Carrey… Un día la vimos a Jennifer Aniston, a lo lejos. Con Matu le gritamos, re cholulos: “¡Jennifeeer!”. Y la mina nos miró con una cara de sorprendida tremenda…

–Están de regreso, ¿cómo sigue el año?
–Hay muchas propuestas, las estoy analizando. A mí me encanta trabajar, pero no quiero exponerme a cualquier cosa: por eso no quise estar en Bailando por un sueño. Ya voy a decidirme, pero quiero hacer temporada, me llamó mucha gente.

¡Tercer Acto! El rugido de una moto anuncia la llegada de Matías Alé. “Amor, ¿dónde dejaste el chaleco de fuerza?”, dice él, evitando cualquier explicación del encuentro periodístico. Cinco minutos de fotos y una partida a toda velocidad: Matías y el cronista en la moto; Graciela, Vaca y el fotógrafo en el remise de la revista. ¡Desopilante! En el camino, vía celular, Graciela le cuenta a Chiche Gelblung y a su programa en Radio 10 que no está loca. No, definitivamente no lo está.

Nicolás Coppa
Fotos: Carlos González y Archivo Atlántida

COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTA

“Sí, estoy loca...¡pero de amor por Matías! ”

Esta nota aún no tiene comentarios.