Cargando el fomulario de Recomendar Nota... aguardá unos instantes.
Si no podés ver el formulario hacé click aquí.

LA FIESTA DE PAPARAZZI

Bailes hot, amigos cariñosos y una noche inolvidable

La convocatoria no pudo ser mejor: con Dady Brieva como maestro de ceremonia, la fiesta de Paparazzi eclipsó la noche del lunes 20 de febrero. Y en la disco Keops de Carlos Paz pasó de todo: diosas que se pelearon, famosos que no se quisieron ni mirar a la cara, el megashow de Jean Carlos, los camarines al rojo vivo. Pase, lea y diviértase…

Deseada, esperada, vivida, disfrutada. La noche del lunes 20 de febrero pasó y, con ella, la 2ª edición de la Fiesta de cierre de temporada de Paparazzi, una nueva demostración del fuerte lazo que existe entre la revista y el pueblo cordobés, tomando a la ciudad de Carlos Paz como sede para celebrar y celebrar.

LOS SHOWS. Hubo de todo, y para todos los gustos. Por el escenario del vip se pasearon Lucila Juárez, hija de Rubén Juárez, y los tucumanos de QV4, quienes hicieron reír y cantar a todos los invitados. Un show de salsa y otro de batucada fueron el preludio perfecto para el súper show de Jean Carlos, quien con sus merengues y cuartetos levantó la temperatura del lugar. La Gata Noelia le hizo los coros, y provocó suspiros en todos los caballeros.

VIAJEROS. Invitados por la Agencia Córdoba Turismo y Aerolíneas Argentinas, desde Mar del Plata y Buenos Aires viajó un contingente de figuras hacia Carlos Paz: Dady Brieva, José María Listorti, Diego Díaz, La Tota Santillán y Gustavo Conti, fueron los caballeros. Silvina Luna, Jésica Cirio, Eliana Guercio, Ximena Capristo, Evangelina Anderson, Natalia Fava, Fernanda Vives, Belén Francese, Wanda Nara, la joven vinculada con Diego Maradona, y María Belén Rodera, Miss Paparazzi elegida en Mardel, entre otras.

DADY, UN STAR. La estrella de la noche, sin dudas. Hasta el domingo 19, se encontraba de vacaciones en un spa de Brasil, pero su amor por Carlos Paz, la ciudad que lo vio crecer con Midachi, y su buena onda con Luis Ventura y Paparazzi hicieron posible que el actor enalteciera la lista de vip’s. Siempre acompañado por Evelia, su mujer, y Darío Arellano, su representante, Dady se mostró divertido y de buen humor, charlando con Emilio Disi, Diego Díaz, José María Listorti y el productor Daniel Comba, entre otros. Súper amable y predispuesto, no hubo pedido de foto o nota que se haya negado a dar.

BORRACHITA. En los camarines, previo a la salida de todas las diosas para el desfile, abundó el champán con Speed, el trago más pedido por las chicas. Y al igual que el título de la obra en que trabaja, el champán la puso mimosa a Belén Francese. Con la sonrisa dibujada en su joven rostro, la modelo salió a la pasarela algo mareadita y estuvo a punto de perder el equilibrio. Lejos de la imagen tímida que da a diario, Belu se mostró súper extravertida, y habló con todo el mundo. ¡Una diosa!

DORMILONA. Silvina Luna bailó y bailó, pero en las horitas que estuvo en Córdoba, antes de llegar al boliche, optó por dormir la siesta. A pesar de que no quiso participar del desfile, la rosarina no se cansó de regalar sonrisas a todo el mundo.

GANADOR. Si de conquistas amorosas se trata, se puede decir que Diego Díaz les sacó un largo campo de distancia a todos los demás caballeros. Con un look entre juvenil y maduro, el actor acaparó la atención de todas las mujeres. Para más datos, en el momento del desfile, cuando todas las miradas apuntaban a la pasarela, Dieguito no se despegó de una. Eso sí, cuando terminó la noche, Diego se fue en la combi con el resto de los famosos, solito y solo…

EL BABOSO. A no confundir, es verdad que muchos quedaron con la lengua afuera al ver las beldades que se paseaban por el sector vip del boliche, pero de lo que hablamos es de la baba de Mariano Iúdica. La baba que tiene porque se enteró de que junto a la coreógrafa Romina Propato serán papás de un varoncito, al que llamarán Salvador. No se cansaron de repetírselo a todos los que se cruzaron.

CHARLATANES. Quienes no se cansaron de hablar durante toda la noche fueron los ex Gran Hermano. La lista es larga y toma distintas temporadas del ciclo más famoso a nivel realities: Natalia Fava, Silvina Luna, Santiago Almeyda, Gustavo Conti y Ximena Capristo.

LA ULTIMA. Siempre hay alguien que llega último, y esta vez le tocó a Denise Dumas. La vedette que durante el verano se lució con el Negro Alvarez y Juan Acosta, llegó pasadas las dos de la mañana, acompañada por Campi. ¿Qué le pasó a Denise? Un rato antes había llegado Germán Barcelo, su ex, quien llevó a Carlos Paz a los dos hijos de la actriz. Santino, el menor de ellos, tenía algunas líneas de fiebre, por lo que Denise se quedó en casa hasta estar tranquila de que el pequeño estuviera bien dormidito.

LAS AUSENCIAS. Famosos hubo, y muchos. Pero algunos pocos estuvieron lejos de la pirámide. Yanina Zilly, por ejemplo, aprovechó los días de descanso y se fue con su marido a conocer al Cerro Uritorco. Laura Franco, Panam, una de las figuras de Carlos Paz, viajó a Miami para tratar de solucionar algunas distancias con Beto di Carlo, su novio. Carlos Sánchez, Bicho Gómez y Gladys Florimonte viajaron a Buenos Aires por motivos laborales. Rolo Puente y Claudia Albertario tampoco fueron. ¡Se la perdieron!

LA GRAN AUSENTE. Muy correcta, Florencia de la Ve avisó con anticipación que no participaría de la fiesta porque debía viajar a Buenos Aires. Según cuentan, a la vedette de Un país de revista no le cayó nada bien que Pequeña Pe haya estado en Keops una semana antes de la gala de Paparazzi. ¡Una lástima!

COMER Y BEBER. La disco Keops organizó un catering de verdadero lujo, comida mexicana de Antojitos mexicanos, fiambres de Estancia Santa Rosa, sushi, pastas libres, alfajores y postres de Chammas, helado, y mucho más. ¿Para tomar? También, para todos los gustos, con champán ilimitado Sferas, bebida energizante Speed, vinos de Bodegas Los Haroldos y fernet. Un desfile de promotoras y mozos atendió a las 4000 personas que se pasearon por la disco.

LA PESADILLA. Evangelina Anderson primero perdió el vuelo porque no había llevado los documentos, y cuando finalmente llegó a Córdoba, se le había extraviado su equipaje. Súper nerviosa, recién se relajó cuando llegó a Keops, siempre bien acompañada por Fabrizio Vasconcellos, su marido brasileño.

BOXEO. La Tota Santillán condujo el desfile como los dioses, pero antes no la pasó nada bien en el vip de Keops. Primero, casi se va a las manos con un cronista de Cámara en mano, el programa de Matías Martin, quien no le creía que fuera el marido de la escultural Fernanda Vives. Después, habría vivido un extraño episodio con Eliana Guercio, enemiga pública de su mujer. Al margen de estas dos perlitas, la Tota y su mujer fueron de los más bailarines y mimosos de la noche.

EL PAPELON. Ximena Capristo y Eliana Guercio no se pueden ni ver, se sabe. Y parece ser que cuando la morocha perdió de vista a la rubia, lo primero que pensó es que ésta estaba posando para la tapa de la revista. Enojada, Ximena decidió a último momento no participar del desfile, y se quiso ir de la fiesta con Gustavo Conti, su marido. Media hora después de bajarse del desfile, tomó conciencia de su actitud y reconsideró participar del mismo. El problema es que ya era tarde, y colorada de la vergüenza o la bronca se fue de los camarines silbando bajito.

MIL GRACIAS. En primer lugar a la Agencia Córdoba Turismo y a su presidente, Carlos Alesandri, por ser el principal impulsor de que una fiesta de esta magnitud se haya realizado en la provincia serrana. Un logro más de parte de esta exitosa sección del gobierno cordobés, que tiene a Tito Hurovich como jefe de prensa. Merecen mención el equipo de trabajadores de Keops y Eduardo Giordano, su dueño, quien transpiró codo a codo con sus empleados para que la noche saliera perfecta. La comunidad de artistas de Carlos Paz y todas las figuras que viajaron desde Mar del Plata y Buenos Aires sin recibir nada a cambio. Y como siempre, como el año que pasó y como imaginamos que será el año que vendrá, a los miles y miles de cordobeses que tomaron a Paparazzi como bandera propia, y con su cariño y convocatoria nos hacen quererlos cada día más.

COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTA

Bailes hot, amigos cariñosos y una noche inolvidable

Esta nota aún no tiene comentarios.