CALIFICA ESTA DIOSA: 
  • Currently 7.1507570770244/10 Stars.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

RANKING: 7.1508
Cargando el fomulario de Recomendar Nota... aguardá unos instantes.
Si no podés ver el formulario hacé click aquí.

Karina Jelinek

"Tengo mejor sexo en Miami que en Buenos Aires"

Para enamorarse bien hay que ir al… ¡Norte! La cordobesa no le lleva el apunte a Raffaella Carrá, y por lo que canta la pasa fenómeno en la ciudad más latina de los Estados Unidos. Y encima, pasa la receta: “El clima es tropical, tengo todo el tiempo para pensar en mí, y eso me permite tener la mejor intimidad de mi vida”.

La rena es blanca. Infinitamente blanca. En el agua entre celeste y verdosa, las olas van y vienen con la precisión de una coreografía de Bailando por un sueño. Ella es morocha. Apenas eso. No hace falta, en su caso, puntualizar en la explosión de sus curvas, la dulzura de su mirada, la perfección de su rostro, la tentación de sus labios, la ternura de su sonrisa, la generosidad de su cola y la voluptuosidad de sus pechos. Con Karina Jelinek eso está de más. Basta con decir que es morocha, imaginar su tez café, o pensar en su piel cobriza para completar el arco iris que vuelve a Miami, con ella caminando la playa de arenas blancas a la orilla de ese océano entre celeste y verdoso, el mejor lugardel mundo. Su lugar en el mundo. Apenas un puñado de días atrás, la modelo estuvo allí. Viajó junto a su novio, el empresario Christian Romero, y a su perrita Lisa, una maltesa a la que trata de llevar a todos lados, y por la que hizo locuras como ésta: “No quería ir sin ella, porque es una gran compañera. Nos entendemos mucho. Y le tuve que sacar pasaje. Me costó 100 dólares para que pueda viajar en clase priority, porque yo fui en primera”.

En Miami, la Capital Federal o en cualquier rincón del planeta, Jelinek no descuida a su mascota. Todo lo contrario. ¿Quieren saber? “Amo a Lisa, por eso la cuido con todas mis ganas. La tengo hace un año y medio, es un regalo que me hizo mi novio, y la trato como a una princesa. Le compro ropa, colitas con moñitos, perfumitos. Los estadounidenses se volvieron locos con ella”, cuenta. Miami. Shoppings. Playa. Novio. Y un perrito. Muchas coincidencias con Susana Giménez, ¿no? Orgullosa por la comparación, la cordobesa se reservó el derecho de marcar una pequeña distancia con la rubia. Porque si la diva dijo “los hombres pasan, Jazmín queda”, ella prefirió opinar que “Lisa es importante, pero yo prefiero quedarme con mi novio. No quiero que Christian sea un hombre más en mi vida. Ojalá sea pronto mi marido”.

A medida que contó sus vivencias en la tierra del Tío Sam, la popular KJ se fue soltando. Distendida, desenvuelta, desenfadada –pero por sobre todo muy bonita, siempre muy bonita– perdió definitivamente el rubor cuando habló de sexo. Cuando afirmó, por ejemplo, que “el clima tropical, y esa sensación de tener mucho tiempo para uno, hacen que disfrute más de mi intimidad. En Miami tuve el mejor sexo de mi vida. Y fueron varias veces. Me encanta mi país, lo amo, quiero mucho a mi pueblo, y al barrio en el que vivo, pero debo admitir que tengo mejor sexo en Miami que en Buenos Aires. La palabra sexo me hace un poco de cosquillas, prefiero hablar de intimidad, o de mis mejores noches. El gusto que no me pude dar, todavía, es el de hacerlo en la playa. Me da un poco de vergüenza. Si no me animé a hacer topless tampoco”. De su contacto con estadounidenses y otras yerbas (las calles de Miami son recorridas por habitantes de todo el mundo), Jelinek recordó dos situaciones que le parecieron curiosas. “La gente me confundía con Catherine Zeta Jones. Me decían que era muy parecida a ella. ¿Y podés creer que los hombres no me dijeron muchos piropos? ¿Sabés lo que hacían los atrevidos? Me sacaban fotos y me filmaban con sus camaritas sin pedirme permiso”. Al llegar al país, la modelo más cotizada de la agencia de Leandro Rud recibió una oferta tentadora: participar de Gran Hermano con famosos. Y aún no contestó. Si dice que sí, de antemano la nominamos como la más linda de la casa.

Diego MarcosFotos: Get Lucky press

COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTA

"Tengo mejor sexo en Miami que en Buenos Aires"

Esta nota aún no tiene comentarios.