Cargando el fomulario de Recomendar Nota... aguardá unos instantes.
Si no podés ver el formulario hacé click aquí.

Nicolás Cabré y Rocío Guirao Díaz

"Juntos estamos muy bien, y nos importa sólo eso"

Desde hace una semana, el actor está saliendo con la diosa del verano. La conoció en un evento, averiguó su teléfono, y en pocos días logró conquistarla. Paso a paso, la historia de un romance que sorprendió a todos. Y las fotos exclusivas que confirman el romance.

VER NOTAS RELACIONADAS 

Dicen que la primera vez que Nicolás Cabré (24) vio a Rocío Guirao Díaz (19) quedó deslumbrado. Las curvas y la belleza de la rubia dejaron perplejo al ex Son Amores. Es que Rocío, la diosa del verano, tiene sus atributos: mide 1,67, casi perfectos 85-58-90 como medidas, y un rostro angelicalmente hermoso. Todo esto le valió para ser, por ejemplo, una de las integrantes top del staff de Dotto Models y la nueva imagen de Ricky Sarkany. Pero, datos más, datos menos, repasemos la historia con Cabré. Ese primer flechazo en el corazón de Nico fue en Mar del Plata, en medio de un evento, y el actor, siempre atento a las fotos y a las miradas indiscretas, prefirió elegir otro camino para encarar a la modelo: pidió a un relacionista público que le consiguiera el número de teléfono de Rocío. "Es una mina hermosa, tengo que conocerla; la había visto en las revistas, pero en persona es impresionante", dijo Nico. Cuando el intermediario fue a cumplir su cometido, recibió una entusiasmada respuesta por parte de la modelo: "¿En serio me quiere conocer? Sí, dale mi celu. No hay drama, que me llame cuando quiera".

A las pocas horas, Nico ya estaba marcando los diez numeros que lo comunicarían con el celular de su nueva muchacha. Charlaron un rato largo, se divirtieron, y descubrieron que además de lo visual, entre ellos había cierta química. El martes 17, ya llegados a Buenos Aires, el actor la llamó para arreglar el primer encuentro cara a cara. Esa noche, Rocío estaba invitada a Indomables, el programa de América que conduce Roberto Pettinato, por lo que la modelo le propuso lo siguiente: "Pasame a buscar por mi casa tipo 11, ¿querés?". A esa hora, Nico, famoso por su impuntualidad, ya tenía estacionado su Volkswagen New Beatle azul en el chalet de Rocío, en el barrio de Martínez. Cenaron en Morena, uno de los restó más exclusivos de Puerto Madero, en una mesa especial, con vista al río. Nadie sabe qué se dijeron o qué sintieron esa noche, pero la muestra de que fue el inicio de algo importante se vio en los días posteriores.

El viernes 20 fueron a tomar un helado a San Isidro. "Fue una tarde mágica, no sabés, es un chico divino, súper sencillo. No me quiero ilusionar porque recién lo conozco, pero no sé, la pasé re bien. Juntos estamos muy bien, y nos importa sólo eso", le confesó Rocío a una amiga esa misma tarde. Antes de conocer a Cabré, la rubia había estado dos veces de novia, con el primero por tres años y medio, y con el segundo por uno y medio. "Me cuesta estar sola, soy una chica muy noviera", aclaró hace poco. Por su lado, Cabré, ex de Marcela Kloosterboer y Celeste Cid, entre otras, acaba de terminar una relación con Agustina Cherri (ver nota en la página 70).

Más información en Paparazzi de esta semana.

por Nicolás Coppa Fotos: Carlos González y Editorial Atlántida

COMENTARIOS SOBRE ESTA NOTA

"Juntos estamos muy bien, y nos importa sólo eso"

Esta nota aún no tiene comentarios.